Icono del sitio Restaurante Casa Pedro

De la huerta a la mesa: la importancia de los ingredientes frescos en nuestra cocina

Nada como trabajar con ingredientes frescos para elaborar platos y recetas sean del tipo que sean, y de esto sabemos mucho en Restaurante Casa Pedro, ya que la calidad de nuestra materia prima es la base y un elemento fundamental en la clave del éxito de nuestra carta.

Por desgracia no todos los establecimientos de hostelería apuestan por esta opción y en muchas ocasiones se abusa de alimentos congelados desde hace mucho tiempo, calidades muy discutibles o ingredientes pobres y muy básicos que, por contra, no abaratan el precio de mercado dada su justa y limitada calidad, todo lo contrario, en ocasiones nos los cobran a precio de oro sin merecerlo.

Trabajar con ingredientes frescos: calidad y garantía de salud y sabor.

Indudablemente trabajar con ingredientes frescos no es tan económico como recurrir a otras opciones, sin embargo está demostrado que merece la pena hacer ese esfuerzo porque el resultado de cómo se materializa la calidad del producto no tiene competencia y sustenta el prestigio del negocio.

A la frescura y calidad de los ingredientes también es importante sumarle que sean de proximidad, de las huertas, cultivos y ganados de la comarca pues ello no sólo repercute positivamente en potenciar el negocio local, sino que repercute positivamente en la intacta conservación del alimento, manteniendo además recetas ancestrales y tradiciones de la zona.

Centrándonos en el tema, veamos por qué es tan determinante trabajar con ingredientes frescos:

Hemos de tener en cuenta que con este tipo de materia prima, no podemos olvidar:

  1. Que carecen de conservantes y que por tanto dispone de un tiempo muy limitado de mantenimiento de su frescura y perfecto estado, a pesar de aplicarle alguna técnica de conservación, como el frío.
  2. Que implican un gasto mayor a la hora de la cesta de la compra pues estamos consumiendo alimentos de gran calidad, recién recogidos o preparados.
  3. Suponen más desplazamientos al lugar donde podemos acceder a su compra, ya que hay que adquirir menos cantidades y muy bien calculadas con objeto de que no sobren (pero a la vez no falten) y no incurramos en gastos innecesarios o desperdicio de productos.

Sin lugar a dudas, en Restaurante Casa Pedro nos sigue valiendo la pena apostar por la calidad que ofrecen los ingredientes frescos, siendo una parte importante del éxito de nuestro negocio junto con las manos expertas de nuestros profesionales de cocina y el trato exquisito de quienes atienden al cliente.

Salir de la versión móvil